Rito

Hoy, ayer y mañana, hoy, en este instante,

en el punto inmóvil donde todo y nada sucede,

para purificar el dialecto de la tribu

colocando cada palabra en su lugar,

habla la poesía, habla poco, cumpliendo

su obligación, y sin que nadie la invente,

esparza o desordene, evidencia el orden

y desorden de la vida, orden y desorden y furor.

Y para que la tribu quede contenta

usa palabras del lenguaje de hoy

pues las palabras del año pasado

pertenecen al lenguaje del año pasado

y la palabras del próximo año

esperan otra voz. Y en el punto inmóvil

donde todo y nada sucede,

esa voz es esta voz.

 

 

(de Carpe diem)

Comentarios: