Oh dolor de cuervos enlutados

Desde arriba

el cielo

da látigos fosforescentes

hace frío

Señor

 

chorros

de luz

cubren la casa

las sienes

de los hijos

se consternan

 

se siente sabor a tierra

después de la lluvia

 

hemos vencido la contienda

oh furia de carbones

oh dolor de madres

que claman la ausencia

de los hijos que no vuelven

oh viento de patria desgarrada

oh dolor de cuervos enlutados

oh silencio de lagartos feroces

se siente sabor a tierra

después de la lluvia

 

 

 

(de Q’antati deshojando margaritas)

Comentarios: