Muchos Años Después Accomarca (14 de agosto de 1985 69 campesinos muertos entre ellos 23 niños)

a Rosina Valcárcel

porque sus sueños y su lucha son también míos

 

I

 

Desde el río

un rumor de sombras y batracios

sigilosamente

desembocan

entre secretos caminos

puentecillos de piedra

papales a flor de vida

estalla

 

el silencio desgarrador

perplejas las montañas

contemplan

con sus ojos de ave solemne

que todo lo ve que todo lo sabe

pero debe callar

 

ni los acertijos de la coca

avizoran

la hecatombe

puntapiés en las puertas

acompasados por carajos

"!asamblea!"

asombrados campesinos

son reunidos

en una choza

dos granadas

adentro

la choza es una antorcha

los batracios

se pierden

en la estela

de la tarde

nadie vino

vomitan su veneno

nadie los vio

jamás estuvieron en Accomarca

llora

el vientre

de la madre tierra.

 

II

 

En las inmensas fosas de Accomarca

ellos

anónimos acribillados

eternos

expectantes

hambrientos

todavía se confunden

con el fogón

con la luna

con la brisa de las alturas

y la lluvia

 

y aún sus nombres

se encienden

en cada retama

de solitarios caseríos

Santusa/ Añuco/ Marcelino

"naranjitay pinta pintita"

 

en Accomarca

muchos años después

un enjambre de huesos perforados

bocas abiertas en forma de grito

lamento de niños

desde abajo de la tierra

secas hojas

arrastradas por el viento

nos recuerdan

que Ayacucho

es una herida abierta.

 

(de Q’antati deshojando margaritas)

Comentarios: