Hybris

Para mí, la ballena blanca es esa pared, que se me ha puesto delante. A veces pienso que no hay nada detrás.

Moby Dick (Capítulo XXXVI)

 

Bartleby se quedó mirando por la ventana, en uno de sus más hondos arrobamientos junto al paredón.

Bartleby, el escribiente

Ya la tocas. Ya

Inmaculada vértebra de luz.

Última pared.

Tu dolor arroja en ella, en él (ese absoluto)

la sombra justa.

Arriba abajo tu batuta afilada arrastra la orquesta

al fin vuelto contra las cuerdas

eres como el otro oye mira cómo

se desmorona el solista del muro

atrapado en las vueltas de una sola frase viva

contra el orden muerto (ese orbe). El mar y la tierra se cierran sobre ustedes,

se abren (bravo por los bravos) bravísimos los fondos de la gloria

los cielos más ardientes.

 

 

(de La silla en el mar)

Comentarios: