Grito

No he de cansarme de gritar

ni he de pasar lenta

esta hora envejecida.

 

“Mi luz es frente boreal

con lindes

de rojas líneas”.

El grito creciente

sordo e incomprensible

mana descalzo / del pincel dorado.

 

“Mi lengua jauría

es voz de llamada

y toque de esperanza”.

 

El verso naciente

frío y perdido

nace

del poeta oculto.


No he de cansarme de gritar

ni he de pasar lenta

esta hora envejecida.

 

 

(en Tres poetas  jóvenes – Ayacucho, 1968)

Comentarios: