Estudio de poesía

Una muchacha entre la multitud

es la imagen que guardo de ti

Esta muchacha lanza una pedrada

y en la muñeca lleva una flor

                                                     Cae un cartel publicitario

cae la muchacha

y de la flor brota otra flor y otra

vuelve a crecer sobre el polvo

Una lluvia de granadas en el cielo de Lima

 

Oh dónde estabas tú

que sabías que para cada uno de ellos

había un caballo de la muerte,

una tragedia que mancharía de sangre tu poema

                                                                                   Ahora

aprendiste la dulce manera de morir de los muchachos

tu corazón intranquilamente descoyuntado

la piel que te obliga a espantar el dolor, a suprimirlo

Ah como si acaso tu visión no incendiara

tu estómago después del microbús

que aplasta la belleza y vuelve a recrearla

 

Porque digo esto ahora, en esta época

y me revuelvo en la cama sin hacer, agachado

para comer, los que sudan con pelo negro tomarán las armas

Yo soy el odio y soy tu odio

y soy tu viento más translúcido. Si tú amas

el asfalto en la podredumbre de sus perros

aviéntalos, limpios y apestando

con aroma que ha de arder entre la noche

y apéstame apéstame

                          /No habrá más belleza/

 

 

(de Antes de la muerte)

Comentarios: