Demasiado pronto

Amanezco

con la luna

en los brazos

pensando en ti

poesía

 

la mañana

se desliza

necesito renovarme

devorando

la flor de la infancia

delgadas calles

tambores de la pampa

han reunido

nuestra antigua

y débil voz

 

¿qué será de la campesina prendiendo el fogón

mate de salvia

anunciando el desayuno

 

¿qué deliciosa fruta

nos ha hecho tan amigas

suma qitulita

en el inicio  

y en la magia

de los pueblos que recorrí

 

 

(de Q’antati deshojando margaritas)

Comentarios: